Qué ver en Zúrich en un día

Zúrich es la principal ciudad Suiza, así como centro financiero global y cultural del país. Nuestro objetivo en esta oportunidad de visitar Suiza era conocer sus pueblos, pero dado que nuestro avión partía desde aquí, aprovechamos para conocerla y nos gustó mucho.

Suiza se caracteriza por una perfección que nos asombró. En todo nuestro viaje lo vimos en las autopistas, en los pueblos, en la educación de su gente… cuando llegamos a Zúrich tuvimos la oportunidad de ver la dinámica perfecta en una ciudad, lugar que normalmente es más desordenado y complejo debido a la cantidad de gente. Aquí nos dio la impresión que todo funciona bien… tuvimos poco tiempo, pero esa fue la idea que nos llevamos.

Como sobrevivir en la ciudad más cara

Planificando uno puede visitarla y no tener que desembolsar una millonada. Les contamos algunas cuestiones prácticas:

  • Nosotros estábamos en auto, debido a nuestro recorrido por el país. Devolvíamos el auto mismo en el aeropuerto, por lo que el día que tuvimos en Zúrich teníamos el auto. No lo usamos, pero debíamos dejarlo en el parking. Dato importante: los domingos no se paga estacionamiento en la calle, por lo que si puedes elegir, que te agarre un domingo en Zurich.
  • Nos alojamos en el centro de la ciudad porque todo queda cerca, no necesitamos de transporte púbico, sino solo de nuestros pies. Una buena opción de hospedaje puede ser el Hotel Basilea. Está muy bien ubicado, las habitaciones están bien y nos salió 89 USD la noche, con desayuno, que no pudimos degustar porque nuestro avión salía muy temprano.
  • La comida no es barata, pero puedes encontrar supermercados donde comprar a más bajos precios. Nosotros nos dimos un gusto y terminamos en un restaurant italiano en el casco histórico: espectacular! Extrañábamos la pasta.

Qué hacer en Zúrich

A continuación les listamos las principales atracciones:

Lago de Zúrich

Como todos los lagos de Suiza, el de Zurich también es precioso. Cuando nosotros visitamos la ciudad, estaba frío y gris, creemos que con un día soleado se debe disfrutar aún más. Pueden recorrer el lago en barco y también recorrer sus orillas, donde reside la opera de la ciudad.

Iglesia Grossmünster

Visita obligada de la ciudad. Esta iglesia protestante de estilo románico se encuentra en el casco histórico de la ciudad, y esconde dos sorpresas imperdibles.

La primera, que quizá no es tan sorpresa, son las impresionantes vistas que se obtienen al subir a la torre. La entrada al templo es gratuita, pero si deseas subir a la torre se deben abonar 5 francos. Una vez arriba, podrás observar el lago, todo el casco histórico y gran parte de la ciudad. Realmente recomendable.

Y la segunda, que nosotros no sabíamos cuando la visitamos, fueron sus vitrales. Usualmente me gustan mucho los vitrales, pero estos me sorprendieron, no podía dejar de mirarlos. Las siete ventanas del lado oeste tienen un diseño diferente a cualquiera que haya visto yo en una iglesia. Fueron diseñadas por Sigmar Polke y agregadas a la iglesia en 2009. Además del diseño diferente, también sus materiales lo son, ya que tienen fragmentos de ágata. Lo único malo es que no está permitido sacar fotos, por lo que les dejo el link de otra página por si quieren verlos.

La iglesia está abierta todos los días de 10 a 18 (marzo a octubre) y 10 a 17 (noviembre a febrero). Los domingos está abierta a los turistas luego del servicio religioso.

Casco histórico: Altstadt

El casco histórico de la ciudad es realmente precioso. A ambos lados del río Limmat, les recomendamos caminar por sus calles peatonales, apreciar las vidrieras, las calles empedradas, las construcciones y todo el ambiente que lo envuelve.

No perderse de ver: las iglesias Fraumuenster y Grossmünster (de la cual hablamos en el punto anterior, a esta recomendamos entrar), la calle comercial Bahnhofstrasse, con sus casas extravagantes y precios de infarto. También pueden visitar sus imponentes museos, que nosotros como no teníamos tiempo, dejamos para otra oportunidad.

Barrio medieval Lindenhof

Lindenhof es un espacio verde asentado del casco histórico que vale la pena visitar. Se encuentra en lo alto de una colina con muy lindas vistas de la ciudad y el río Limmat. Este lugar hace muchísimos años fue un asentamiento celta, para más adelante convertirse en un fuerte romano.

En invierno la verdad que muy verde no estaba, pero igualmente valió la pena perdernos por las callejuelas y las escalinatas para encontrar este lugar, así como las vistas.

Üetliberg: vistas de la ciudad

Lamentablemente no pudimos ir porque se largó a llover bastante fuerte, pero este mirador es un fuerte recomendado de la ciudad. Puedes llegar en ferrocarril desde la estación central y en las inmediaciones hay lugares para comer algo así también como hoteles.

Espero que les sirva nuestra experiencia y por favor ayúdennos a completar la guía escribiendo en los comentarios. Gracias!

4 thoughts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s